¿La vitamina C alivia la gripe?

Por generaciones hemos escuchado que la vitamina C puede ayudarnos a salir más rápido de un resfriado o gripe, pero ¿es verdad o solamente es un mito? Primero, debemos saber que ingerirla es benéfico para nuestro sistema inmunológico, el cual se encarga de prevenir que los virus no ingresen a nuestro cuerpo. Pero es muy diferente evitar que aliviar.

Consumir vitamina C, es sinónimo de salud, pero no es del todo verdad, ya que su ingesta en exceso podría ocasionar toxicidad en el cuerpo. La dosis adecuada varía para cada persona. Los deportistas, por ejemplo, deben consumirla en mayores cantidades debido al ejercicio físico que realizan. Ahora imagínense si nos excedemos al momento de tomarla cuando sufrimos de resfriado, podría no hacernos tanto bien.

Sabemos por algunos dichos generacionales que la naranja, mandarina y limón contienen ciertas cantidades de vitamina C que pueden aliviarnos de la gripe, pero es completamente falso. Los cítricos en abundancia pueden hacernos daño al estómago y las cantidades de vitamina que contienen se evaporan a los 15 minutos de estar en contacto con el oxígeno, así que si el jugo que exprimiste puede no contener los nutrientes suficientes.

Con los medicamentos que contienen ácido ascórbico, sucede exactamente lo mismo, están diseñados para prevenir el resfriado, reforzando las defensas para no contraer fácilmente el virus de la gripe.

Con esto nos damos cuenta de que la vitamina C, no ayuda a que el resfriado se vaya, ni acelera su curación. Así que, lo mejor que puedes hacer ante una gripe es seguir las indicaciones de tu médico, comer lo adecuado y reposar.

Existen productos como Sensibit D®, que pueden aminorar los síntomas del resfriado y son excelentes cuando no queremos dejar nuestros compromisos de lado, que alivia la nariz tapada, los ojos llorosos; de esta manera te sentirás bien y podrás regresar a donde quieres estar.