¡Lo que le encanta al virus de la gripe de tus vacaciones!

Llegó la época del año que muchas personas esperan, esa donde, al menos, podrás descansar unos días de la monotonía diaria de la escuela y/o el trabajo. Estas vacaciones son ideales para hacer algo diferente, ya sea viajar, ir a museos a los que normalmente no puedes ir, al cine, a acampar, etc.; en fin, es la temporada donde te das una escapada de la rutina. Sin embargo, a pesar de que no hay fríos intensos, las posibilidades de que te pueda dar gripa no han desaparecido.

¿Por qué el virus de la gripe puede manifestarse en tus vacaciones? Las razones son muchas, por eso te dejamos esta pequeña lista que puedes revisar para evitar que tus vacaciones sean un retiro forzado a tu cama.

  • Aire acondicionado. Este factor influye en todo el año, pero pensemos: si vas a la playa, el hotel quizá tenga aire acondicionado, lo que significa que una sensación refrescante puede ser un detonador de gripe. ¿Qué hacer? Si bien no puedes pedir que lo apaguen en todo el hotel, sí puedes hacer que en tu habitación el aire no te cause un cambio de temperatura brusco. Además, recuerda que en los aires acondicionados los gérmenes y bacterias están presentes.
  • Cambios de clima. Ya sabes lo que dicen: febrero loco, marzo otro poco. Sin embargo, podrías añadirle que abril un poquito más y mayo otro poquito, porque ya no se sabe. ¿Qué hacer con este factor que no podemos controlar? Toma previsiones; puedes salir de casa con poca ropa o ropa delgada, pero sin olvidar llevar un suéter contigo. Además, las lluvias pueden hacerse presentes e incentivar el ánimo del virus de la gripe, así que lleva contigo paraguas.
  • La gente. No, no queremos que seas un ermitaño y tampoco queremos que vayas por la vida corriendo hacia otro lado, pero toma en cuenta que, en aglomeraciones como en el transporte público, la mezcla de bacterias, gérmenes y virus se da todos los días. Entonces, si ubicas a alguien con gripe, te recomendamos apartarte un poco para evitar contagios; también te recomendamos lavarte las manos al volver a casa y al trabajo.
  • Cambios de temperatura. Correcto, cambiar el clima a nuestro favor no se puede, pero sí podemos tomar pequeñas acciones para evitar los cambios de temperatura. Por ejemplo, si hace mucho calor, evita llenar tu vaso de hielo; sí, tómalo, pero que sea para refrescarte, no para congelarte. Los helados y las nieves son una delicia y refrescan, pero no abusemos de ellos. Por último, quizá quieras dormir sin playera; sin embargo, durante la noche va descendiendo la temperatura y quizá no lo notes, pero puede afectarte.

Por último, persona prevenida vale por dos: ten a la mano Sensibit D® para sentir alivio hasta por 12 horas en caso de que estas vacaciones el virus de la gripe quiera divertirse contigo.