Páralos a tiempo: los síntomas de la gripe pueden volverse de miedo

La gripe y el resfriado no son lo mismo, acábalos antes de que terminen con la diversión

Con la llegada del otoño e invierno, llegan también las enfermedades como la gripe y los resfriados, que gustan de arruinar nuestros planes y espantar los mejores momentos; por eso, ha llegado el momento de ponerles un alto desde el primer síntoma e impedir que nos den un buen susto.

Identifica al monstruo que te ataca

Aunque creamos que sí, la gripe y el resfriado no son lo mismo. La gripe es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de fiebre alta (hasta 40°), dolor de cabeza, dolor de garganta, dolores musculares, tos seca, debilidad y cansancio, así como otros síntomas como ojos llorosos, congestión nasal y moqueo.

Mientras que en el resfriado común (o catarro), los síntomas más recurrentes son goteo nasal (rinorrea), congestión nasal, estornudos sin dejar de lado que podría presentarse irritación ocular, dolor de garganta y tos.

¡Sálvate!

Si ya identificaste qué es lo que tienes, es momento de espantar a la enfermedad, antes de que ella te espante a ti. La fórmula antigripal de Sensibit D te ayuda a aliviar los síntomas del resfriado y la gripe común como la congestión nasal, estornudos, flujo nasal, ojos llorosos, fiebre y cuerpo cortado, por hasta 12 horas sin producir sueño; pero si pasan más de 5 días sin que te sientas del todo bien, lo mejor es que consultes con tu médico y juntos espanten a los molestos síntomas.