SOBREVIVE A LA GRIPE EN TU TRABAJO.

Nunca falta el día en que vas a trabajar y hay alguien con gripe; y después de eso, ves que uno y otro comienzan a enfermarse. El problema, además de eso, es que muchas veces no puede ausentarse al trabajo la persona que quizá sea el foco que contagiará a los demás. Y no importa si no lo saludas de mano o de beso, es probable que el virus de la gripe esté en el ambiente.

También tenemos la situación, en esta temporada de lluvias y cambios de temperatura, donde hay una persona enferma a nuestro lado en el transporte público, en el café, en la fila del súper, etcétera. Entonces, si las probabilidades de contagiarnos de gripe están latentes, ¿qué hacer? Tomando en cuenta que pasas una buena cuota de tu tiempo en el trabajo, enlistemos las pequeñas acciones que puedes realizar para no contagiarte del virus de la gripe.

1.- Ninguna medida es poca cosa; no subestimes el efecto positivo que puedes tener con sencillas acciones. Por ejemplo, limpiar tu lugar de trabajo con toallitas desinfectantes es buena opción. Piensa en esto: saludas de mano, beso y/o abrazo a algún compañero de trabajo que porta el virus de la gripe. Después, tomas tu mouse, celular, teclado, etc., y probablemente ya está el virus en todos ellos. Lo mejor es que estén limpios y desinfectados.

2.- La ventilación constante es buena medida. Un lugar ventilado siempre será mejor que un lugar sin aire y, además, con el virus de la gripe flotando. En la medida de lo posible, mantén las ventanas y/o puertas abiertas en tu oficina.

3.- Arma tu atuendo en función del tiempo. Por ejemplo, puedes revisar el pronóstico del clima antes de salir de casa. Incluso si éste te dice que no lloverá y que la temperatura no cambiará drásticamente, cargar un suéter delgado puede hacer la diferencia.

4.- El frío por decisión propia no es buena opción. Ya hemos hablado de los cambios de temperatura; sin embargo, si además de un posible contagio le sumas que te gusta tomar bebidas con hielo, la probabilidad de que te dé gripe es más alta. Ya lo sabes: lo refrescante no necesariamente debe ser helado.

5.- No seas tú el foco de infección. Así como te cuidas, lo ideal es que cuides tu entorno. Si sabes que ya tienes síntomas de gripe o resfriado, alívialos con Sensibit D®, que te dará ese descanso que anhelamos cuando estamos enfermos hasta por 12 horas.

Como viste, las pequeñas acciones hacen una gran diferencia. Para sobrevivir a la gripe en tu trabajo, solo necesitas hacerlas y apoyarte de Sensibit D®.